Ayuntamiento de Segura de León: Página correspondiente a la Entidad: Ayuntamiento de Segura de León

Página de la Entidad Ayuntamiento de Segura de León .alvaro

Bloque Principal de la Entidad Ayuntamiento de Segura de León .alvaro

Imagen Logo de la Entidad
Álvaro Martín
usted está en Proyecto Cultural: PONLE CARA A LA HISTORIA » Álvaro Martín

Álvaro Martín será uno de los muchos segureños que en el S. XVI deciden cruzar el océano Atlántico para “hacer las Américas”. Su destino final sería la ciudad de Panamá, donde desarrollaría sus negocios.  No se tienen  evidencias concretas de los negocios que tenía en ultramar, pero sí que debieron irles bastante bien, dadas sus actas testamentarias.

Fueron numerosas las limosas que destinaría al Convento Franciscano de San Benito, de Segura de León. La más importante será la recibida en los primeros años del S.XVII, un total de 1.600 ducados.

“que ofrecí dar por el sitio de la capilla, los cuales cobró el dicho convento en la ciudad de Sevilla”. “Y sin eso he dado mucha más cantidad hasta acabar el cuarto que se labró en el dicho convento”.

Los francisanos debían emplear esta cuantía en la construcción de una capilla, así como la construcción de dos retablos: Uno dedicado a San Martín, haciendo claramente referencia al fundador de la capilla, y otro dedicado a la Virgen del Rosario.

En el retablo dedicado a la Virgen del Rosario aparece retratado  Álvaro Martín en actitud orante y vestido de gala y con un rico cordón de oro sobre el pecho. Igualmente aparece el donante representado en el Retablo dedicado a San Martín. En la parte superior, en el remate del retablo. En esta pequeña pintura se ve el alma corpórea de Álvaro Martín subiendo a los cielos entre ángeles.

Tras los años en los que su vida y sus negocios se encuentran en Indias, volvió inmensamente rico y todo da a entender que aún vivió un buen número de años en su pueblo natal. De hecho, la inmensa mayoría de los bienes mandados se localizan en Segura de León y su término.

La capilla del Rosario del Convento franciscano también cumple la función de capilla funeraria haciendo efectivo su deseo.

“Y quiero ser enterrado en mi capilla de Nuestra Señora del Rosario que está en el convento de San Francisco, extramuros de esta villa”

En el pavimento de dicha capilla se puede ver una lápida en la que se lee:

ESTE ENTIERRO

ES DE ÁLVARO MARTÍN REGIDOR

Y HERMANAS

Y HEREDEROS.

1605

La lápida está fechada en 1605, fecha que coincide con la finalización de las obras y ornamentación de la capilla, no con la del fallecimiento del Indiano, cuya muerte está fechada después de 1622.